Aún sin contenidos. ¡Añade uno ahora!

Música cristiana 2020 | Dios encarnado de los últimos días perfecciona al hombre con palabras

I

Dios ha venido a la tierra principalmente para hablar Sus palabras,

con lo que tienes contacto es con Su palabra.

Lo que ves y lo que oyes es la palabra de Dios,

aquello por lo que te riges y lo que experimentas es la palabra de Dios,

y esta encarnación de Dios usa sobre todo la palabra

para perfeccionar al hombre.

No muestra señales y prodigios

y, en especial, no hace la obra que Jesús realizó en el pasado.

Aunque ellos son Dios y ambos son carne, no tienen el mismo ministerio.

Hoy, Dios se ha encarnado principalmente para completar

la obra de “la Palabra manifestada en carne”,

para perfeccionar al hombre mediante el uso de la palabra,

y hacer que acepte el trato y el refinamiento de la palabra.

II

En Sus palabras Él hace que obtengas provisión y vida;

en Sus palabras ves Su obra y Sus hechos.

Dios usa la palabra para castigarte y refinarte;

por tanto, si sufres dificultades, también es por la palabra de Dios.

Hoy Dios no obra mediante hechos, sino con palabras.

Sólo después de que Su palabra haya descendido sobre ti

podrá el Espíritu Santo obrar dentro de ti

y hacer que sufras dolor o que sientas dulzura.

Sólo la palabra de Dios puede llevarte a la realidad,

y sólo ella es capaz de perfeccionarte,

sólo ella es capaz de perfeccionarte.

III

La obra hecha por Dios durante los últimos días

consiste, principalmente, en el uso de Su palabra

para perfeccionar a todas las personas y guiar al hombre.

Toda la obra que hace es a través de la palabra;

Él no usa hechos para castigarte.

Hay veces en que algunos se resisten a Dios.

Él no causa gran incomodidad para ti,

no castiga tu carne ni sufres dificultad;

pero en cuanto Su palabra viene sobre ti

y te refina, es insoportable para ti.

IV

Y así, durante los últimos días, cuando Dios se hace carne

usa principalmente la palabra para llevarlo todo a cabo y que todo quede claro,

que todo quede claro.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”