Aún sin contenidos. ¡Añade uno ahora!

Música cristiana 2020 | Ningún hombre puede hacer la obra de Dios en Su lugar

Música cristiana 2020 | Ningún hombre puede hacer la obra de Dios en Su lugar

I

La obra de todo el plan de gestión de Dios

está realizada personalmente por Dios mismo,

está realizada personalmente por Dios mismo.

La primera fase —la creación del mundo— fue llevada personalmente a cabo por Él,

y de no haber sido así, nadie habría sido capaz de crear a la humanidad;

la segunda etapa fue la redención de toda la humanidad,

y también la hizo Dios mismo;

para la tercera, es aún más necesario que el final de la obra de Dios

la lleve a cabo Él mismo.

La obra de redención, conquista, obtención y perfeccionamiento

la lleva a cabo personalmente Dios mismo.

Para derrotar a Satanás, con el fin de ganar a la humanidad

y para darle al hombre una vida normal en la tierra,

Él dirige al hombre y obra en medio de él de manera personal;

por el bien de todo Su plan de gestión y por toda Su obra,

Él debe hacer esta obra personalmente.

II

El propio Jehová creó a la humanidad y clasificó a cada cual según la clase,

y cuando llegue el tiempo final Él seguirá haciendo Su propia obra por sí mismo,

clasificando todas las cosas según su clase;

esto no puede hacerlo nadie excepto Dios.

La realidad de las tres etapas de la obra

es la del liderazgo de toda la humanidad por parte de Él,

un hecho que nadie puede negar.

Al final de las tres etapas de la obra,

todas las cosas serán clasificadas según su tipo

y volverán bajo el dominio de Dios.

Las tres etapas de la obra solo pudieron haber sido hechas por Dios mismo,

y ningún hombre podía hacer semejante obra en Su nombre,

solo Dios mismo podía haber hecho Su propia obra desde el principio hasta hoy.

Aunque las tres etapas de la obra de Dios

se han llevado a cabo en diferentes eras y lugares,

y aunque la obra de cada una de ellas es diferente,

todas ellas son una obra realizada por un Dios.

De todas las visiones, esta es la más grande que el hombre debería conocer.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”