Aún sin contenidos. ¡Añade uno ahora!

Testimonio cristiano 2020 | Al desprenderme del egoísmo, me libero

Cuando el protagonista empieza a trabajar con el Hermano Zhang en su puesto en la iglesia, se resiste a contarle al Hermano Zhang todo lo que sabe para así intentar conservar su propio cargo por temor a que “Una vez que el alumno sabe todo lo que sabe el maestro, este perderá su sustento”. Como siempre alberga deseos egoístas y no practica la verdad, no consigue nada en su deber y se sume en la oscuridad. Cuando se ha sometido al juicio y castigo de las palabras de Dios Todopoderoso, entiende que vivir por los venenos y filosofías de Satanás le ha hecho egoísta, mentiroso y carecer de humanidad, y que esto le repugna a Dios. Entonces deja a un lado sus propios intereses personales y comparte todo su conocimiento con el Hermano Zhang sin reserva. Empieza a sentirse tranquilo y relajado y palpar el gozo que se deriva de poner en práctica la verdad.