Aún sin contenidos. ¡Añade uno ahora!

Canción cristiana | Las personas simplemente no han entregado su corazón a Dios

Vídeos de Himnos 135  2020-07-07

I

Aunque el hombre permite que Dios mire su corazón,

no significa que puede obedecerlo

o que ha puesto su destino y todo bajo el control de Dios.

Más allá de los juramentos que le hagas a Dios o lo que declares a Él,

a los ojos de Dios, aún le has cerrado el corazón

porque no permites que Él lo controle.

Aunque el hombre cree en Dios, su corazón no está con Él.

No sabe cómo amar a Dios ni tampoco quiere amarlo,

su corazón no se acerca a Dios e intenta evitarlo.

Así el hombre está lejos de Dios.

II

Tú no has dado aún tu corazón a Dios

y sólo dices palabras bonitas para que escuche Dios.

Tus engañosas intenciones le escondes a Dios,

así como tus intrigas y planes,

y te aferras a tus perspectivas,

temeroso de que sean quitadas por Dios.

Así, Dios nunca ve la sinceridad del hombre.

Aunque el hombre cree en Dios, su corazón no está con Él.

No sabe cómo amar a Dios ni tampoco quiere amarlo,

su corazón no se acerca a Dios e intenta evitarlo.

Así el hombre está lejos de Dios.

III

Aunque Dios observa lo profundo que es el corazón

y ve lo que el hombre piensa y desea,

y lo que tiene en el corazón,

este no le pertenece a Dios.

Dios tiene el derecho de observar,

pero Él no tiene el derecho de controlar.

En la conciencia subjetiva del hombre,

el hombre no quiere entregarse a Dios ni a Su poder.

El hombre no sólo se ha cerrado a Dios,

sino que hay gente que piensa en formas

de envolver con labia y con halagos su corazón

para causar falsas impresiones y ganar la confianza de Dios,

ocultando su rostro de la mirada de Dios, ocultan su rostro.

Aunque el hombre cree en Dios, su corazón no está con Él.

No sabe cómo amar a Dios ni tampoco quiere amarlo,

su corazón no se acerca a Dios e intenta evitarlo.

Así el hombre está lejos de Dios.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”