El Señor Jesús dijo: "Pero quien beba del agua que Yo le daré, nunca tendrá sed; sino que el agua que Yo le daré será en su interior una fuente de agua que fluye hacia la vida eterna" (Juan 4:14). El Señor Jesús es el manantial del agua viva de la vida, Él es el camino de vida eterna; pero, tal y como fue testigo el Relámpago de Oriente, sólo Cristo de los últimos días, Dios Todopoderoso, puede dar a las personas el camino de vida eterna. Por lo tanto, ¿proceden Dios Todopoderoso y el Señor Jesús de la misma fuente? ¿Son Sus obras llevadas a cabo por un solo Dios? ¿Por qué es sólo Cristo de los últimos días quien puede concedernos el camino de vida eterna?