Aún sin contenidos. ¡Añade uno ahora!

Música cristiana de adoración | Dios Todopoderoso se ha sentado en el glorioso trono

Bienvenido a ver más músicas cristianas:

Música cristiana de adoración | El significado de la aparición de Dios

https://es.easternlightning.org/videos/significance-of-appearance-of-God-MV.html

Música cristiana de adoración | Ofrecemos a Dios el sacrificio más valioso

https://es.easternlightning.org/videos/offering-most-precious-sacrifice-MV.html

Música cristiana de adoración | Dios Todopoderoso se ha sentado en el glorioso trono

El Rey triunfante está sentado sobre Su glorioso trono.

Ha llevado a cabo la redención,

y ha dirigido a todo Su pueblo para aparecer en gloria.

Sostiene el universo en Sus manos;

con Su sabiduría y Su poder divinos, ha edificado y establecido a Sion.

Con Su majestad juzga al mundo malvado;

juzga a todas las naciones y a todos los pueblos,

a la tierra, los mares y todas las cosas vivas en ellos,

así como a aquellos que están ebrios del vino de la promiscuidad.

Dios los juzgará ciertamente y,

sin lugar a duda, se enojará con ellos;

en esto se revelará Su majestad.

Tales juicios serán instantáneos y se emitirán sin retraso.

El fuego de la ira de Dios consumirá sus abominables crímenes

y sobre ellos caerá en cualquier momento la calamidad;

no conocerán vía de escape alguna ni tendrán lugar donde esconderse;

llorarán y rechinarán los dientes y traerán la destrucción sobre sí mismos.

Los amados hijos triunfantes de Dios permanecerán,

indudablemente, en Sion para no abandonarla nunca.

Las multitudes escucharán Su voz con atención;

seguirán con cuidado Sus acciones

y sus voces de alabanza hacia Él no cesarán jamás.

¡El único Dios verdadero ha aparecido!

El final del mundo se está revelando ante nosotros.

El juicio en los últimos días ha comenzado.

Las multitudes escucharán Su voz con atención;

seguirán con cuidado Sus acciones

y sus voces de alabanza hacia Él no cesarán jamás.

Las multitudes escucharán Su voz con atención;

seguirán con cuidado Sus acciones

y sus voces de alabanza hacia Él no cesarán jamás.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”