11. Para estudiar el camino verdadero, escucha sólo la voz de Dios; no creas en absoluto los rumores de Satanás.

 

 

Para estudiar el camino verdadero, escucha sólo la voz de Dios; no creas en absoluto los rumores de Satanás.

Versículos bíblicos relevantes:

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; […] (Juan 10:27).

Así que la fe viene del oír, y el oír, por la palabra de Cristo (Romanos 10:17).

Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento (Oseas 4:6).

pero los necios mueren por falta de entendimiento (Proverbios 10:21).

Palabras relevantes de Dios:

ya que estamos buscando las huellas de Dios, debemos buscar la voluntad de Dios, las palabras de Dios, las declaraciones de Dios, porque donde están las nuevas palabras de Dios, ahí está la voz de Dios, y donde están las huellas de Dios, ahí están los hechos de Dios. Donde está la expresión de Dios, ahí está la aparición de Dios, y donde está la aparición de Dios, ahí existe la verdad, el camino y la vida. Mientras buscabais las huellas de Dios, ignorasteis las palabras que dicen que “Dios es la verdad, el camino y la vida”. Y es que, cuando muchas personas reciben la verdad, no creen que han encontrado las huellas de Dios y mucho menos reconocen la aparición de Dios. ¡Qué error tan grave es ese!

de ‘La aparición de Dios ha traído una nueva época’ en “La Palabra manifestada en carne”

Investigar algo así no es difícil, pero requiere que cada uno de nosotros conozca esta verdad: Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su esencia, y Aquel que es la encarnación de Dios tendrá Su expresión. Haciéndose carne, Dios traerá la obra que debe hacer, y haciéndose carne expresará lo que Él es; será, asimismo, capaz de traer la verdad al hombre, de concederle la vida, y de mostrarle el camino. La carne que no contiene la esencia de Dios seguramente no es el Dios encarnado; de esto no hay duda. Para investigar si es la carne encarnada de Dios, el hombre debe determinarlo a partir del carácter que Él expresa y de las palabras que Él habla. Es decir, si es o no la carne encarnada de Dios, y si es o no el camino verdadero, debe discernirse a partir de Su esencia. Y así, para determinar[a] si es o no la carne de Dios encarnado, la clave está en prestar atención a Su esencia (Su obra, Sus palabras, Su carácter, y mucho más), en lugar de fijarse en Su apariencia exterior.

de ‘Prefacio’ en “La Palabra manifestada en carne”

Aquellos que no entienden la verdad siempre siguen a los demás: si la gente dice que esta es la obra del Espíritu Santo, entonces, también tú dirás que es la obra del Espíritu Santo; si la gente dice que es la obra de un espíritu maligno, entonces, también te volverás dudoso, o también dirás que es la obra de un espíritu maligno. Siempre repetirás como loro las palabras de los demás, y serás incapaz de distinguir nada por ti mismo, ni serás capaz de pensar por ti mismo. Esto sería alguien sin una posición, que es incapaz de diferenciar, ¡tal persona es un ser despreciable sin valor! Esta clase de personas siempre repiten las palabras de los demás: hoy se dice que esta es la obra del Espíritu Santo, pero es probable que un día alguien diga que no es la obra del Espíritu Santo, sino nada más que obras del hombre, sin embargo, tú no puedes ver a través de esto, y cuando eres testigo de que otros lo dicen, tú repites lo mismo. En realidad, es la obra del Espíritu Santo, pero tú dices que es la obra del hombre; ¿acaso no te has convertido en uno de los que blasfeman contra la obra del Espíritu Santo? Y al hacerlo, ¿acaso no te opones a Dios porque no eres capaz de diferenciar? Quién sabe, quizás algún día aparezca algún imbécil que diga que “este es el trabajo de un espíritu maligno”, y cuando escuches estas palabras te habrás confundido, y una vez más estarás atado por las palabras de otros. Cada vez que alguien crea perturbación eres incapaz de defender tu posición, y esto es todo debido a que no posees la verdad. Creer en Dios y buscar el conocimiento de Dios no es un asunto sencillo. Esto no puede lograrse simplemente reuniéndose y escuchando prédicas, y tú no puedes ser perfeccionado sólo por la pasión. Debes experimentar y conocer, y tener principios en tus acciones, y debes obtener la obra del Espíritu Santo. Cuando hayas sufrido experiencias, serás capaz de diferenciar muchas cosas, serás capaz de distinguir entre el bien y el mal, entre la rectitud y la maldad, entre lo que es de carne y hueso y lo que es de la verdad. Tú debes ser capaz de distinguir entre todas estas cosas, y al hacerlo, sin importar las circunstancias, nunca te perderás. Sólo esto es tu verdadera estatura. El conocimiento de la obra de Dios no es una cuestión simple: debes tener estándares y un objetivo de tu búsqueda, debes saber cómo se busca el camino verdadero, cómo medir si es o no es el camino verdadero, y si es o no es la obra de Dios. ¿Cuál es el principio más fundamental en la búsqueda del camino verdadero? Tienes que ver si es o no la obra del Espíritu Santo, si estas palabras son la expresión de la verdad, a quién han sido testificadas, y lo que pueden traerte. Distinguir entre el camino verdadero y el falso requiere de varios aspectos de los conocimientos fundamentales, el más fundamental de los cuales es decir si existe o no la obra del Espíritu Santo. Porque la esencia de la creencia del hombre en Dios es la creencia en el Espíritu de Dios, e incluso su creencia en Dios encarnado se debe a que esta carne es la personificación del Espíritu de Dios, lo que significa que tal creencia sigue siendo la creencia en el Espíritu. Existen diferencias entre el espíritu y la carne, pero debido a que esta carne proviene del Espíritu, y es la Palabra hecha carne, entonces en lo que el hombre cree sigue siendo la esencia inherente de Dios. Y, por ende, al diferenciar si este es o no el camino verdadero, por sobre todo se tiene que observar si es o no la obra del Espíritu Santo, después de lo cual se debe ver si existe o no verdad en este camino. Esta verdad es el carácter de vida de la humanidad normal, es decir, lo que fue requerido del hombre cuando Dios lo creó en el principio, a saber: toda la humanidad normal (incluyendo el sentido humano, la percepción, la sabiduría y el conocimiento básico de ser hombre). Es decir, se necesita analizar si este camino lleva o no al hombre a una vida de humanidad normal, si la verdad dicha es o no requerida de acuerdo con la realidad de la humanidad normal, si esta verdad es o no práctica y actual, y si es o no es muy oportuna. Si existe verdad en ello, entonces será capaz de llevar al hombre a experiencias normales y prácticas; el hombre, por otra parte, se hace cada vez más normal, el sentido humano del hombre se vuelve cada vez más completo, la vida del hombre en la carne y la vida espiritual se vuelven cada vez más ordenadas, y las emociones del hombre se hacen cada vez más normales. Este es el segundo principio. Hay otro principio, que se refiere a si el hombre tiene o no un conocimiento cada vez mayor de Dios, si el que experimente este tipo de obra y verdad puede inspirar el amor de Dios en él y acercarlo cada vez más a Dios. En esto se puede medir si este es o no el camino verdadero. Lo más fundamental es si este camino es más realista que sobrenatural, y si es o no capaz de proporcionar vida al hombre. Si se ajusta a estos principios, puede llegarse a la conclusión de que este camino es el camino verdadero. Digo estas palabras no para obligaros a aceptar otras formas en vuestras futuras experiencias, ni tampoco como una predicción de que habrá el trabajo de otra nueva era en el futuro. Yo las digo para que vosotros podáis estar seguros de que el camino de hoy es el camino verdadero, de modo que vosotros no sólo estéis medio-seguros en cuanto a vuestras creencias sobre el trabajo de hoy y seáis incapaces de profundizar en él. Incluso hay muchos que, a pesar de sentirse seguros, aún son seguidores en confusión; tal certeza no contiene un principio, y debe ser eliminada tarde o temprano. Incluso aquellos que son especialmente ardientes seguidores, son tres partes seguros y cinco partes inseguros, lo que demuestra que no tienen ningunas bases. Debido a que vuestro calibre es demasiado pobre y vuestra base demasiado superficial, vosotros no tenéis ninguna comprensión de la diferenciación. Dios no repite Su obra, Él no hace trabajos que no sean realistas, Él no hace exigencias excesivas al hombre, y Él no hace el trabajo que vaya más allá del sentido del hombre. Todo el trabajo que hace está dentro del ámbito del sentido normal del hombre, y no supera el sentido de la humanidad normal, y Su obra está de acuerdo a las necesidades normales del hombre. Si se trata de la obra del Espíritu Santo, el hombre se hace cada vez más normal, y su humanidad se vuelve cada vez más normal. El hombre tiene un conocimiento cada vez mayor de su carácter, que ha sido corrompido por Satanás, y de la esencia del hombre, y él tiene un anhelo cada vez creciente por la verdad. Es decir, la vida del hombre crece y crece, y el carácter corrupto del hombre llega a ser capaz de más y más cambios, todo lo cual es el significado de Dios que se convierte en la vida del hombre. Si un camino es incapaz de revelar aquellas cosas que son la esencia del hombre, es incapaz de cambiar el carácter del hombre y, más aún, es incapaz de traerlo a Dios o de proporcionarle una verdadera comprensión de Dios, e incluso hace que su humanidad se vuelva cada vez más precaria y su sentido cada vez más anormal, entonces este no debe ser el camino verdadero, y puede que sea obra de un espíritu maligno, o de la manera antigua. En pocas palabras, no puede pertenecer a la presente obra del Espíritu Santo. Vosotros habéis creído en Dios por todos estos años, sin embargo, no tenéis la menor idea de los principios para diferenciar entre el camino verdadero y el camino falso o de buscar el camino verdadero. La mayoría de las personas ni siquiera están interesadas en estos asuntos; ellos simplemente van donde la mayoría va, y repiten lo que la mayoría dice. ¿Cómo puede ser esta una persona que busca el camino verdadero? ¿Y cómo pueden estas personas encontrar el camino verdadero? Si captas estos principios clave, entonces no importa lo que pase, no serás engañado.

de ‘Sólo los que conocen a Dios y Su obra pueden satisfacer a Dios’ en “La Palabra manifestada en carne”

Nota al pie:

a. El texto original dice “en cuanto a”.

La comunicación del hombre:

Tienes que analizar el camino verdadero, analizar la aparición y la obra de Dios. ¿Por qué crees las palabras del diablo Satanás? Este es el problema. Cuando analices la obra de Dios, necesitas analizar la declaración de Dios y ver si estas palabras de Dios son la voz de Dios, si son la verdad y si son la obra de Dios y luego ver si la obra del Espíritu Santo está en la Iglesia de Dios Todopoderoso. Después de creer en Dios durante años, ¿qué efectos han alcanzado estas personas? ¿Tienen algún conocimiento sobre Dios? ¿Ha habido algún cambio en su carácter de vida? ¿Se han purificado de las toxinas de Satanás? Tienes que analizar estas cosas. No analizas las palabras de Dios Todopoderoso, no analizas de quién son las palabras que come y bebe la Iglesia de Dios Todopoderoso, de quién es la obra que está experimentando. Entonces, ¿por qué vas al gran dragón rojo y crees las palabras del diablo Satanás? ¿Por qué crees las palabras de los pastores y ancianos religiosos? ¿Qué clase de criaturas son? Son lobos con piel de cordero; son anticristos hipócritas; son siervos malvados; son demonios que devoran almas humanas. ¿Por qué no ves las intenciones de su esencia? Esta es la mayor ignorancia de las personas, ¿verdad?

Para analizar el camino verdadero, uno debe leer las palabras de Dios Todopoderoso. Después de leerlas, sabrás si Dios Todopoderoso expresa la verdad, si es la voz de Dios. Si se confirma que es la verdad y la voz de Dios, puedes estar seguro de que es la aparición y la obra de Dios. Si estás seguro de ello, cuando Satanás diga más palabras negativas y niegue palabras, ¿aún puedes creerlas? ¿A quién crees realmente? ¿Crees que la palabra de Dios o la palabra de Satanás es la verdad? Este es el desafío al que se enfrenta el hombre. Si alguien realmente tiene racionalidad, ¿cómo debería elegir? La palabra de Dios es la verdad. ¿Puede expresar la verdad el gran dragón rojo? Sólo puede hablar disparates, crear rumores y decir mentiras. Sólo puede confundirte y mantenerte alejado del camino verdadero. ¿Por qué crees en él? Cuando el hombre quiere elegir, primero debe escoger la verdad. A quien tenga la verdad, lo aceptaré. A quien pueda expresar la verdad para salvarme, purificarme y perfeccionarme, lo aceptaré. Si no puedes expresar la verdad para purificarme, si no puedes salvarme, todo lo que dices es un disparate. No creeré ni una palabra. Es inútil escucharte. ¿No se trata de esto? Algunas personas están acostumbradas a escuchar las palabras de Satanás. ¿Qué pasa cuando escuchan a Satanás? Cuando venga el Dios verdadero, lo pasas por alto. Cuando llega el Dios verdadero, no lo aceptas. ¿Cuál es la consecuencia de no aceptar? ¡La consecuencia de no creer en Dios es la aniquilación y la muerte!

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida, Volumen 142”

¿Deberíamos decir que la información que difunde el Partido Comunista de China son habladurías? Algunas personas, de acuerdo con semejantes habladurías, dicen: “La manera en que predicas no es verdadera. Mira al líder. Es perseguido por la Policía. Tomó el dinero de las Iglesias y huyó. ¿No es exactamente igual que un incrédulo? ¿Cómo puede ser verdadero este camino?”. ¿No pensarían así algunas personas al oír los rumores? Pero las personas así no creen en Dios por haber oído la voz de Dios. Sólo analizan la situación con la iglesia, con el líder, con el hombre. “Si esta persona es aprobada por el Gobierno, si es famosa, quizás internacionalmente, si se labra una reputación y no es acusada de crímenes por el Gobierno o condenada por la comunidad religiosa, entonces la aceptaremos. Pero si esta persona es acusada por el gobierno y por la comunidad religiosa, entonces debe ser una villana. Así que no importa lo bueno que sea el mensaje, no escucharé”. ¿Es éste un análisis del verdadero camino? Ésta es la lógica de una persona que está confundida. Es la lógica de Satanás. Si investigas el verdadero camino, entonces debes buscar si las palabras anunciadas por Dios encarnado realmente son la voz de Dios, si son la verdad y si son la obra de Dios o no. Esto es lo que deberías estar investigando. Si estas palabras son verdad, si son la voz de Dios y si son la obra de Dios para los últimos días, entonces a pesar de lo que pueda decirnos Satanás, creeremos en Dios; porque Dios es la verdad y la boca de Satanás está llena de mentiras. ¿Existe algún gobierno en este mundo que no mienta ni engañe? ¿Existe algún gobierno cuyas palabras no sean todas falsas ni todas mentiras? Fíjate en las palabras de Dios. Son la verdad, Sus palabras son Su obra. Dios es justo y santo. Así pues, la obra de Dios es absolutamente correcta. Cualquier persona puede estar equivocada, pero Dios nunca puede estar equivocado. Cualquier persona puede mentir, puede ser falsa para engañar a los demás. Pero Dios no miente, Dios es santo y justo, Dios es la verdad. Algunas personas no analizan las palabras de Dios, sólo se fijan en cómo critica la comunidad religiosa a la Iglesia de Dios Todopoderoso y cómo critica al líder de la Iglesia. ¿Pero representa esto las palabras de Dios? Si no crees lo que dice una persona, está bien, pero debes creer lo que dice Dios. Si dicha persona no lee las palabras de Dios sino que siempre escucha lo que tiene que decir Satanás, ¿acaso no es en Satanás en quien ella confía? Entonces ¿cree ella que son las palabras de Satanás las que son verdad? La creencia de esta persona tiene problemas; cree activamente en las palabras de Satanás. Hay personas que, al investigar el verdadero camino, buscan en Wikipedia específicamente. Dicen: “¡Lo que dice Wikipedia es exacto!”. Pero, en realidad, ¿qué es Wikipedia? Sigue formando parte de este mundo. ¿Acaso no está escrita por la humanidad corrupta? ¿Acaso no forma parte del poder malvado de Satanás? ¿Tiene verdad? No la tiene. No sirve a Dios, ciertamente no reverencia a Dios ni es un grupo que es testigo de Dios. ¿Por qué crees en ella? Es una sarta de mentiras; difunde falsedades. Sean cuales sean los rumores o mentiras que crean los gobiernos de Satanás, Wikipedia los difunde. Por lo tanto, ¿no es acaso una organización que difunde mentiras? Sean cuales sean los rumores que inventa el Partido Comunista Chino o sean cuales sean las maneras en que intenta desacreditar a la Iglesia de Dios Todopoderoso, Wikipedia los escribirá. Entonces, ¿no es Wikipedia una herramienta para que Satanás difunda sus mentiras? ¿No es una herramienta para que Satanás engañe al hombre? Pero al investigar el verdadero camino, ¿por qué creen las personas en Wikipedia? ¿Les pasa algo a estas personas? ¿Creen estas personas que el mundo es justo e imparcial? Si el gobierno o la comunidad religiosa hace comentarios y afirmaciones en cuanto a cuál es el verdadero camino, cuál es el verdadero Dios, entonces estas personas creen en este camino, en este Dios. Si el gobierno o la comunidad religiosa dice que algo no es el verdadero camino o que un Dios no es real, entonces estas personas no creerán en este camino ni en este Dios. ¿En quién creen estas personas? Creen en el gobierno, creen en las palabras de la comunidad religiosa y en las palabras de los pastores religiosos y ancianos. Entonces, ¿es esta clase de persona una que cree en Dios en realidad? No cree en Dios. No confía en Dios, no cree que Dios sea real y no admite que Dios es la verdad, porque no reconoce la verdad. Por lo tanto, si una persona así intenta analizar el verdadero camino, al escuchar las mentiras y los rumores de Satanás se queda paralizada por ellos. ¿Es esta persona inteligente? No, no lo es. ¡Está confundida! Hay un principio para mi creencia en Dios. Si alguien es Dios, si Él puede expresar la verdad y salvar a la humanidad, entonces creo en Él. Mi creencia en Él es inmóvil. ¿Y acaso no creemos en Dios para recibir la verdad? Obtener la verdad es obtener a Dios. Si no obtienes la verdad, tu creencia es un fracaso, es inútil. Sólo cuando obtienes la verdad, puedes obtener a Dios. Sin obtener la verdad, no puedes obtener a Dios.

Haga lo que haga Dios, tú no estás cualificado para condenarlo, ¿correcto? Entre la comunidad religiosa y los incrédulos hay quienes dicen que el Señor Jesús tuvo esposa e hijos. También hay quienes no creen que la concepción por el Espíritu Santo fuera real. No creen en el testimonio de María. No creen en las palabras del Señor Jesús ni en que Él provenía de Dios. En lugar de eso, creen en las palabras del diablo y en la ciencia. ¿Cuál es el resultado de todo esto? Se unieron a la corriente de personas en la comunidad religiosa que condenaron al Señor Jesús, que se resistieron a Él y que incluso lo crucificaron. Entonces, digamos de nuevo que no nos importa si el Señor Jesús fue concebido por el Espíritu Santo o no. Si Él expresó la verdad, yo lo seguiré. Si Él dio testimonio de que provenía de Dios, entonces creeré en Él. No escucharé las palabras de otros porque deberían ser ignoradas. Las palabras de la humanidad corrupta son las palabras de Satanás, son mentiras. Si no son verdad, entonces son mentiras, independientemente de si son correctas o no. A veces la realidad es una mentira, no es verdad ni representa la verdad. Si el Señor Jesús realmente tuvo esposa e hijos, ¿seguirías creyendo en Él? Algunas personas dicen que sí. Si tuvo esposa e hijos, ¿por qué sigues creyendo en él? ¿Por qué? Algunas personas dicen: “Si Jesús tuvo esposa e hijos, entonces Él no es el Señor, no creeré en Él. Si no tuvo esposa e hijos, entonces creo que Él es el Señor, que Él es Cristo. Pero si realmente tuvo esposa e hijos, no creeré en Él”. Ésta es la opinión que sostienen algunas personas. Pero ¿cuál es tu parecer? Dilo. Algunas personas dicen que el Señor Jesús es Dios y que Él podía redimir a la humanidad de sus pecados. ¿Hay algo más? ¿Sólo hay una frase que decir sobre Él? El Señor Jesús es Dios encarnado, Él tuvo una humanidad normal. Si tuvo esposa, Él sigue siendo Cristo. Si no tuvo esposa, entonces Él sigue siendo Cristo. El hecho de que tuviera o no tuviera esposa e hijos no contradice Su esencia como Cristo nuestro Señor. Su esencia como Cristo no cambia. Así que, si oyes decir a alguien que el Señor Jesús tuvo esposa e hijos, ¿seguirás creyendo en Él? Algunas personas seguirán creyendo y otras, no. Entonces, ¿por qué hay personas que no creen? Porque tienen ideas sobre Dios. Empiezan a cuestionar si la esencia del Señor Jesús como Cristo es real o falsa, porque piensan que Cristo no puede tener esposa ni hijo, ya que, si los tuviera, Su esencia como Cristo cambiaría o se volvería falsa. ¿Ves cómo una persona así hace aseveraciones sobre la esencia de Cristo? Entonces dime, ¿qué tiene que ver la esencia de Cristo con que Él tenga esposa e hijos? No tiene nada que ver con ello. Así pues, al oír rumores o información negativa que diga esto y aquello, alguien que verdaderamente conoce al Señor Jesús no se dejará influenciar por ello. Su fe en Él será inmóvil. Lo obedecerá y lo seguirá. Quienes no entienden la esencia del Señor Jesús desarrollarán sus propias ideas sobre Él. Les resultará fácil alejarse de Él e incluso traicionarlo.

[…]

Ahora, fíjate en lo difícil que es creer en Dios para las personas. Los rumores, las calumnias, en esto es en lo que creen las personas cuando las oyen. Dios ha dicho muchísimas palabras, ha expresado muchísima verdad, pero ellas no creen ni una palabra. Sin embargo, los rumores de Satanás son los que pueden aceptar y en los que creen en sus corazones. Y estos rumores se quedan con ellas durante muchos años. Entonces, ¿cuál es el problema? Una preferencia por creer en los rumores de Satanás por encima de creer en la expresión de la verdad de Dios, ¿acaso no es ésta la esencia de la humanidad corrupta? ¿Una esencia de odio por la verdad? Sobra decir que estos rumores son falsos. Si fueran ciertos, ¿seguiría alguien creyendo en Dios? Si decimos que esas cosas son verdad, si yo te digo que son verdad, entonces seguir creyendo en Dios no sería tan sencillo. Si todas estas cosas fueran ciertas y todavía creyeras en Dios, ¿qué clase de fe sería ésa? Si todos esos rumores fueran ciertos, algunas personas seguirían creyendo. Cuando otras personas oyeron rumores que claramente eran falsos, se preguntaron si eran ciertos, pero una persona así dijo: “Independientemente de si son ciertos, yo sigo creyendo”. ¿Qué clase de fe sería ésta? ¿Acaso no es esto verdadera fe? Esto es verdadera fe, ¿no es así? Esta clase de fe representa que una persona es verdaderamente obediente y que verdaderamente sigue a Dios. “No me importa lo que haga Dios. Si Él hace algo que no se ajusta a mis ideas ante mis propios ojos, entonces olvidaré mis ideas, porque Él es Dios. Estas cosas que Dios hace que no se ajustan a mis ideas siguen siendo verdad, siguen teniendo significado”. ¿No es impresionante este nivel de aceptación? ¿Qué clase de fe debes tener para alcanzar este nivel de aceptación? “Si todos los rumores son ciertos, seguiré creyendo en Él. No hables de esas cosas. Si Dios hiciera algo muy incompatible con las ideas del hombre, yo seguiría creyendo que Él es Dios”. Para hablar de por qué sigues creyendo, dirías: “porque Dios es la verdad y porque la humanidad corrupta no puede comprender nada. Haga lo que haga Dios, yo no lo cuestionaré. No confío en mis propios sentimientos, en mis propias ideas. Simplemente admito que Él es Dios, que haga lo que haga, Él es Dios”. ¿No es esto verdadera fe? Me atrevería a decir que una persona que verdaderamente ha alcanzado este tipo de fe, es una que ha sido prácticamente perfeccionada. Ya ha recibido la verdad, conoce a Dios y no cree en sus propias ideas personales ni en sus sentimientos sobre Él.

Dime, ¿qué fruto darán quienes buscan la verdad? Algunas personas dicen que será el entender a Dios y no tener ideas sobre Él. Entonces, ¿cómo demuestra una persona que ella entiende a Dios? Lo hace no teniendo ideas sobre Dios, sin importar lo que Él haga. Si Dios dijera: “mataré a alguien delante de ti”, esa persona no tendría ideas sobre esto; si Dios dijera: “tendré una relación con alguien ante tus propios ojos”, esta persona no tendría ideas al respecto; si Dios dijera: “me casaré y tendré un hijo”, esta persona no tendría ideas al respecto; si Él dijera: “maldeciré delante de ti, maldeciré a Satanás”, esta persona no tendría ideas al respecto. Si entonces Dios preguntara: “¿Todavía crees?”, esta persona respondería: “¡Creo! Tú eres Dios; Dios es, por siempre, Dios”. Ese nivel de creencia es bueno. Esta persona se ajusta a la voluntad de Dios y no se resiste a Él en lo más mínimo; no volverá a resistirse a Él, ha comprendido quién es Él. ¿Puede seguir teniendo ideas sobre Dios este tipo de persona? No puede. Si un nuevo miembro de la fe muestra cierto material negativo diciendo lo siguiente: “mira, ¿es correcto lo que dice esto?” Una persona así responderá: “Oh, este material es fantástico. Si toda esta información fuera correcta, si fuera la verdad, ¡yo seguiría creyendo en Dios! Dios debe ser adorado, Él es aquél en quien se debe confiar, Él es el Dios verdadero. De no ser por esta información, yo cuestionaría si Él es Dios o no. Si la humanidad corrupta, con toda su maldad, no estuviera resistiéndose a Dios y condenándolo, algo estaría mal, ¡eso no estaría bien! Cuando el Señor Jesús vino a este mundo a través de la concepción por el Espíritu Santo, muchas personas se levantaron para condenarlo. La fe judía por completo se levantó y condenó al Señor Jesús, manchó Su nombre. Ahora, en los últimos días, cuando la maldad de la humanidad corrupta ha alcanzado la cúspide, si nadie condenara la aparición de Dios, si nadie difundiera negatividad sobre Él, ¡no sería normal! Así que, cuando aparece Dios de los últimos días, los rumores, las mentiras y las falsedades deben abundar, por supuesto. Entre la interminable riada de mentiras, yo encontré la voz de Dios y me aferré a ella con todas mis fuerzas. Creo en Él y lo sigo. Lo reconozco y reconozco que Él es mi Salvador”. ¿Quién está listo para creer de esta manera? Algunas personas están listas; no tienen nociones sobre Dios. Ella dicen: “Tanto si Tú estás casado como si no, Tú sigues siendo Dios. Tanto si tuviste esposa o hijos como si no, Tú sigues siendo Cristo. Independientemente de cuántos desastres hagas llover, Tú sigues siendo Dios. Si Tú destruyeras el mundo, yo Te alabaría, porque esto me permitiría ver Tu justicia”. Si Dios llegara y la humanidad corrupta no lo condenara, si no hubiera rumores sobre Él, eso sería extraño, ¿no es verdad? […] Así pues, si quienes estudian el verdadero camino no tienen principios ni verdad, siempre leerán la propaganda negativa. No verán cómo salva al hombre la obra de Dios ni verán la expresión de la verdad por parte de Dios. Solamente investigarán si las mentiras, las falsedades y los rumores del hombre son ciertos. De ser ciertas semejantes mentiras, ¿qué pasaría? Si no fueran ciertas, ¿qué pasaría? ¿Es así como se debería buscar el verdadero camino? ¿Es ésta la senda hacia el estudio del verdadero camino? ¿De qué sirve buscar siempre el significado en las mentiras de las personas? ¿Saldrá la verdad de las bocas de las personas? ¿Fluirá agua viva de ellas? ¿Acaso no son mentiras todo lo que brota de las bocas de las personas? Pero ¿qué son las mentiras? Las falsedades que habla la gente, la deshonestidad, el engaño, todos estos son mentiras. Entonces ¿por qué crees las mentiras que dice la gente? ¿Por qué no crees la verdad que Dios ha expresado? Estás parcializado y eres injusto, ¿no es así? Si pudieras ver que ésas son las palabras expresadas por Dios encarnado, que es la obra de Dios en los últimos días, la verdad, ¿porque sigues creyendo las mentiras del hombre corrupto? En cuanto a la humanidad corrupta, desde los gobiernos hasta las organizaciones locales, los pensadores, los filósofos y los políticos, ¿tiene alguno de ellos un ápice de verdad? ¿Acaso todos ellos no forman parte de la humanidad corrupta? Lo único que dicen son las palabras del hombre. En términos más directos, lo que dicen son todo mentiras, ni una palabra de ello se ajusta a la verdad. Las palabras del hombre no contienen ni un ápice de la realidad de la verdad, entonces ¿no son mentiras? Todas son mentiras. Aparte de conversaciones de la vida diaria, aquello que implica la política o la crítica, especialmente las críticas referidas a la obra de Dios y a Su iglesia, ¡son todo mentiras! ¿La humanidad corrupta criticando la obra de Dios? ¿Está calificada para hacerlo? Las personas corruptas son demonios, ¿¡qué las califica para criticar la obra de Dios!? Están llamando a la muerte. Sólo llorarán cuando la muerte los mire a la cara.

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida, Volumen 138”

Por tanto, la mejor forma de contraatacar las artimañas de Satanás es entender la verdad y conocer a Dios. Otros movimientos aparte de este sólo pueden proveer una tranquilidad temporal. Aunque lo superes y no caigas, ello no cuenta como mantenerse firme para dar testimonio. Tienes que entender la verdad y conocer a Dios. Además, también tienes que tener un corazón que tema a Dios. No juzgaremos aquello que no podemos entender. Mira y ve de dónde vienen estas palabras. Nada bueno proviene de la boca de Satanás. ¿Qué es la boca de Satanás? Es la puerta al inframundo y al infierno. Cualquier cosa fea y malvada puede salir de ella. No aceptes o creas nada que provenga de la boca de Satanás. Todo es falso, engañoso, mentiras y engaño. No hay palabras verdaderas, ni hay verdad ni realidad en la boca de Satanás. Todo es falso. Recuerda esto; no puede ser erróneo. Satanás distorsionará la verdad y aunque exista algo así, después de que Satanás lo distorsione, su sabor cambiará. Toma como ejemplo una cosa positiva. Con Dios es positivo y algo que Él elogia, pero una vez que alcanza la boca de Satanás, cambiará normalmente a una cosa negativa y fea tan pronto como sea procesada. Hay muchas cosas positivas que está garantizado que se volverán negativas y feas tan pronto como sean llevadas a Satanás. Este sabe cómo procesarlas; puede hacer que lo negro parezca blanco y lo blanco parezca negro y puede tergiversar la verdad. Así es como las cosas de Satanás pueden engañar a las personas. Todo lo que proviene de Dios y es declarado por Él son cosas positivas. Pero a través del procesamiento y envenenamiento de Satanás, se vuelven cosas negativas. Cuando las personas las oigan de nuevo las encontrarán diferentes. Esto es una realidad. Por tanto, las cosas de Satanás pueden confundir muchísimo a las personas. Satanás procesa y disemina esas cosas negativas y se vuelven cosas positivas de nuevo. Decidme, ¿fue la larga marcha de las veinticinco mil millas chinas una cosa positiva o negativa? Esa fue una cosa negativa. Es ese grupo de fuerzas reaccionarias perseguido de tal forma por el Ejército Revolucionario Nacional, que todos se pusieron nerviosos y habían tirado sus cascos y sus cotas de malla, de manera que no tuvieron elección sino ir en la larga marcha de los veinticinco mil li. Como consecuencia, tan pronto como diseminaron esto, se convirtió en una cosa positiva. Después, hubo muchos jóvenes estudiantes enojados que se levantaron con banderas en la mano para continuar la larga marcha. ¿No es esto hacer tonterías? Por tanto, toda la historia del gran dragón rojo es negativa. Son todas las cosas reaccionarias que se oponen a las personas y a las causas justas; a través de su procesamiento, todas se vuelven asuntos revolucionarios. Así que todo lo que él disemina son invenciones, mentiras, distorsiones y engaños. Esos asuntos han sido distorsionados y envenenados por el Partido Comunista. Nadie puede diferenciar la verdad de lo falso. Decidme, ¿puede distorsionar los hechos el gran dragón rojo? Toda su historia es un caos y está llena de mentiras y engaños. No hay una sola cosa que sea cierta. No hay una sola cosa que no haya sido procesada. Dime, ¿puede este escupir palabras verdaderas de su boca? ¿Qué son la boca del gran dragón rojo y la del mundo religioso? Son las puertas hacia el infierno y los inframundos. Toda clase de mentiras viene de ellas. Todo es distorsión de la verdad. Tan pronto como cualquier cosa positiva y hermosa llega a ellas, la convierten en cosas negativas y sucias. Estas personas son realmente deshonestas. Las cosas positivas se volverán más adelante leyendas gloriosas, pero cuando se las llevan a ellas, se vuelven cosas negativas. Estas cosas son muy deshonestas. Son cosas obviamente positivas pero cuando llegan a ellas, se vuelven cosas negativas. Obviamente mucho de lo que hacen es negativo y, mediante su diseminación, se enmascaran como algo positivo. Estos son los medios de Satanás. Si las personas no pueden ver sus intenciones, Satańas las embaucará y tendrán que ser atrapadas y destruidas por él. ¿Creéis ahora en Dios o en Satanás? Creer en Dios es correcto. Todo lo que viene de Él se clasifica como positivo y lo que viene de Satanás es negativo. Cuando Satanás habla de positivo todo es negativo y cuando habla de negativo todo es positivo. ¿Entiendes? Cuanto más resista y condene algo, más debemos apoyarlo y alabarlo. Cuanto más alabe y apoye algo, más debemos oponernos y condenarlo. Esto es correcto. Ir específicamente contra él garantiza que esto será correcto y no erróneo. Con respecto a creer en Dios, cuanto más defina Satanás algo como una secta, garantiza más que es una creencia ortodoxa. Lo que él defina como una iglesia ortodoxa está garantizado que es una secta. Esta es la manera apropiada de verlo. Tú debes tener este conocimiento de Satanás. Esto no será incorrecto.

de ‘Sólo las personas que se mantienen como testigos tienen la realidad de la verdad’ en “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (IX)”

Contenido relacionado