¿Cuántas personas dentro de la religión se volverán a Dios en los desastres?

2018-06-03 26

Las palabras relevantes de Dios:

Cuando vuelvo Mi rostro al universo para hablar, toda la humanidad oye Mi voz, y ve inmediatamente todas las obras que en todo el universo Yo he forjado. Los que van en contra de Mi voluntad, es decir, los que se oponen a Mí con los hechos del hombre, caerán bajo Mi castigo. Yo tomaré las numerosísimas estrellas de los cielos y las haré de nuevo; gracias a Mí el sol y la luna serán renovados, los cielos ya no serán más como eran; las innumerables cosas sobre la tierra serán renovadas. Todos serán completados por medio de Mis palabras. Las muchas naciones del universo serán divididas de nuevo y sustituidas por la mía, de forma que las naciones sobre la tierra desaparecerán para siempre y serán una sola que me adore; todas las naciones de la tierra serán destruidas, y dejarán de existir. De los seres humanos del universo, todos los pertenecientes al diablo serán exterminados; Mi fuego ardiente abatirá a todos los que adoran a Satanás, es decir que, excepto los que están ahora dentro de la corriente, el resto quedará reducido a cenizas. Cuando Yo castigue a los muchos pueblos, los del mundo religioso regresarán en grados diferentes a Mi reino, conquistados por Mis obras, porque habrán visto la llegada del Santo cabalgando sobre una nube blanca. Toda la humanidad seguirá a su propia especie, y recibirá castigos que variarán según lo que hayan hecho. Aquellos que se han opuesto a Mí perecerán; en cuanto a aquellos cuyos actos en la tierra no me han involucrado, seguirán existiendo en la tierra bajo el gobierno de Mis hijos y de Mi pueblo debido a la forma como se han comportado. Yo me revelaré a las innumerables personas y naciones, resonando con Mi propia voz sobre la tierra para proclamar la terminación de Mi gran obra, para que toda la humanidad la vea con sus propios ojos.

de ‘Capítulo 26’ de Las palabras de Dios al universo entero en “La Palabra manifestada en carne”

Fragmentos de sermones y comunicaciones para referencia:

Algunas personas preguntan: “Al final, ¿cuántas personas dentro de los círculos religiosos podrán creer en Dios Todopoderoso?”. Lee más sobre las palabras de Dios Todopoderoso y lo sabrás. En la actualidad, la puerta de la gracia aún no se ha cerrado y no hemos llegado a la época de los grandes desastres. Especialmente durante los grandes desastres, habrá algunas personas dentro del mundo religioso que regresarán a Dios Todopoderoso hasta cierto punto. Por esto es que no puedes afirmar en la actualidad: “Todos aquellos dentro del mundo religioso que no acepten a Dios Todopoderoso deben perecer”. Todavía queda algo de tiempo. Durante este tiempo, ¿sabes quién en los círculos religiosos aceptará a Dios y quién no? Esto es algo que no podemos ver claramente; sólo Dios lo sabe. Sin embargo, cuando difundimos el evangelio y damos testimonio de Dios a las personas religiosas, nos encontramos con que rechazan esto. Todas se oponen y condenan a Dios Todopoderoso. ¿Acaso no hemos visto esto todos? Así que, difundir el evangelio a las personas religiosas es extremadamente difícil. Esto determina que las personas dentro de los círculos religiosos que finalmente regresarán a Dios son extremadamente pocas. Esto se debe a que están estrechamente limitados por los pastores, ancianos y nociones religiosas; están demasiado profundamente engañados por propaganda negativa. No poseen corazones que buscan la verdad ni que investigan el camino verdadero. ¿No es cierto esto? Si entras en un círculo religioso para difundir el evangelio, te encontrarás con lo siguiente: Primero, serás rechazado y te restregarán la nariz en el lodo; segundo, serás avergonzado; tercero, serás atacado por todos o serás ridiculizado y condenado. Incluso habrá personas que te tomarán una foto sin tu consentimiento y la mostrarán a todos los demás dentro de su iglesia y dirán: “Este tipo ha venido a difundir el evangelio de Dios Todopoderoso. Nadie debe recibirlo”. Así es como el mundo religioso trata a cualquiera que venga a difundir el evangelio de Dios Todopoderoso en los últimos días. ¿Qué muestra esto? El mundo religioso ha funcionado desde mucho tiempo como una fortaleza firme para los anticristos y se ha convertido en parte de las fuerzas del mal de Satanás. Sin embargo, no puedes decir que nadie del mundo religioso puede salvarse; están los que pueden ser salvados, simplemente estos son muy pocos.

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (serie 132)”

Algunas personas preguntan: “¿Por qué dices que no habrá muchas personas desde dentro de la religión que aceptan la obra de Dios antes de los grandes desastres? No creo que eso sea una cosa segura”. Desde entre los creyentes de la Era de la Gracia, dentro de cualquier iglesia particular, ¿están la mayoría de ellos allí para buscar genuinamente la verdad, o simplemente para comer la ración de Su pan? La mayoría de las personas están allí simplemente para comer la ración de Su pan. ¿Acaso no existen muchas personas que están poseídas por demonios, hablan en lenguas, reciben revelaciones, ven visiones, curan enfermedades, echan fuera demonios y hacen alarde de milagros? Los que están poseídos por demonios constituyen una porción, los que únicamente comen de Su pan hasta hartarse, constituyen una porción, y otros que son anticristos y los perversos que odian la verdad, también constituyen una porción. Y también están las personas confundidas que no tienen ni el más mínimo entendimiento de la verdad. Una vez que saquemos a estos grupos de personas, ¿las restantes que aman la verdad constituirán la mayoría? ¿Llegarán siquiera a un 10 % en total? ¡No, no es posible! ¿Acaso no es este el estado actual de las cosas? Así que, aquellos dentro de la comunidad religiosa que podrán regresar ante Dios antes de los grandes desastres serán la minoría más pequeña de personas; de ninguna manera constituirán una mayoría, porque el número de personas dentro de la religión que aman la verdad, siempre han sido muy pocas. Esto está basado enteramente en hechos y no se dice sin bases.

de “Sermones y comunión acerca de la entrada a la vida (serie 133)”

Contenido relacionado