‘Capítulo 12’ de “Interpretaciones de los misterios de las palabras de Dios al universo entero”

Cuando todas las personas prestan atención, cuando todas las cosas son renovadas y revividas, cuando cada persona se somete a Dios sin reparos y está dispuesta a asumir la pesada responsabilidad de la carga de Dios, es cuando el relámpago oriental surge, iluminando todo desde el este hasta el oeste, aterrorizando a toda la tierra con la llegada de esta luz; y en este momento, Dios una vez más comienza Su nueva vida. Lo que quiere decir que en este momento Dios comienza la nueva obra en la tierra, proclamando a las personas de todo el universo que: “Cuando el relámpago surge desde el Este, que es también precisamente el momento en el que empiezo a hablar, cuando aparece, todo el empíreo se ilumina, y todas las estrellas empiezan a transformarse”. Así que, ¿cuándo es el momento en que el relámpago surge del este? Cuando los cielos se oscurecen y la tierra se desvanece es también cuando Dios oculta Su rostro del mundo y es el mismo momento cuando todo debajo de los cielos está a punto de ser asolado por una poderosa tormenta. En este momento, todas las personas son afligidas por el pánico, están temerosas del trueno, miedosas del brillo del relámpago y están aún más aterrorizadas de la embestida de la lluvia torrencial, tal que la mayoría de ellas cierran sus ojos y esperan que Dios desate Su ira y las fulmine. Y a medida que varios estados ocurren, el relámpago oriental surge de inmediato. Lo que quiere decir que en el este del mundo, desde que el testimonio de Dios mismo comienza hasta que Él comienza a obrar, hasta que la divinidad comienza a ejercer el poder soberano a través de la tierra, este es el rayo brillante del relámpago oriental, que siempre ha brillado hacia todo el universo. Cuando los países en la tierra se conviertan en el reino de Cristo es cuando todo el universo será iluminado. Ahora es el tiempo en que el relámpago oriental surge: Dios encarnado comienza a obrar y, además, habla directamente en divinidad. Se puede decir que cuando Dios comienza a hablar en la tierra es cuando el relámpago oriental aparece. Más precisamente, cuando el agua viva fluye del trono —cuando las declaraciones del trono comienzan— es precisamente cuando las declaraciones de los siete Espíritus comienzan formalmente. En este momento, el relámpago oriental comienza a aparecer y, debido a la diferencia de tiempo, el grado de iluminación también varía y hay también un límite en el alcance del resplandor. Pero a medida que la obra de Dios avanza, a medida que Su plan cambia —de la manera que la obra en los hijos y el pueblo de Dios varía—, el relámpago cumple cada vez más su función inherente, tal que todo a lo largo del universo se ilumina y no quedan escorias ni porquería. Esta es la cristalización del plan de gestión de 6.000 años de Dios y el mismo fruto disfrutado por Dios. “Las estrellas” no se refiere a las estrellas en el cielo sino a todos los hijos y al pueblo de Dios que trabajan para Dios. Porque dan testimonio de Dios en el reino de Dios y representan a Dios en el reino de Dios, y porque son criaturas, se les llama “las estrellas”. Los cambios que ocurren se refieren a los cambios en identidad y estatus: cambian de personas en la tierra a personas del reino y, además, Dios está con ellas y la gloria de Dios está en ellas. Como resultado, ejercen poder soberano en lugar de Dios y el veneno y las impurezas en ellas son purificadas por la obra de Dios haciéndolas, en última instancia, aptas para el uso por Dios y conforme al corazón de Dios, que es un aspecto del significado de estas palabras. Cuando el rayo de luz de Dios ilumine toda la tierra, todas las cosas en el cielo y en la tierra cambiarán en varios grados y las estrellas en el cielo también cambiarán, el sol y la luna serán renovados y las personas en la tierra serán renovadas posteriormente, que es toda la obra hecha por Dios entre el cielo y la tierra y no es de extrañar.

Cuando Dios salva a las personas —lo cual, naturalmente, no incluye a aquellos que no son los escogidos—, es el mismo momento en el que Dios purifica y juzga a las personas y todas las personas lloran amargamente o caen afligidas en sus camas, o son fulminadas y hundidas en el infierno de la muerte por causa de las palabras de Dios. Sólo es gracias a las declaraciones de Dios que comienzan a conocerse. Si no, los suyos serían los ojos de un sapo, alzando la vista, no convencidas, ninguna de ellas conociéndose, ignorantes de cuántas piedras pesan. Las personas son realmente corrompidas por Satanás hasta un punto. Es precisamente debido a la omnipotencia de Dios que el horrible rostro del hombre es descrito tan vívidamente, haciendo que el hombre, después de leerlo, lo compare con su propio rostro verdadero. Todas las personas saben que el número de células cerebrales que tienen en sus cabezas parece más claro que el agua para Dios, por no decir nada de sus horribles rostros o más íntimos pensamientos. En las palabras, “Parece como si toda la raza humana se viera sometida a una limpieza y clasificación apropiadas. Bajo el resplandor de su ráfaga de luz desde el Este, toda la humanidad se revela en su forma original, con los ojos deslumbrados, bloqueada por la confusión”, se puede ver que un día, cuando la obra de Dios termine, toda la humanidad habrá sido juzgada por Dios. Nadie será capaz de escapar, Dios se encargará de los pueblos de toda la humanidad uno por uno, sin pasar por alto a uno solo de ellos, y sólo entonces el corazón de Dios estará satisfecho. Y así Dios dice: “Una vez más, son como animales que huyen de Mi luz en busca de refugio en cuevas de la montaña; sin embargo, ninguno de ellos puede borrarse desde Mi luz”. Las personas son animales modestos e inferiores. Viviendo en las manos de Satanás, es como si se hubieran refugiado en bosques antiguos en las profundidades de las montañas, pero debido a que nada puede escapar de la incineración de las llamas de Dios, incluso mientras están bajo la “protección” de las fuerzas de Satanás, ¿cómo podrían ser olvidadas por Dios? Cuando aceptan la llegada de las palabras de Dios, las diversas formas bizarras y los estados grotescos de todas las personas son descritos por la pluma de Dios; Dios habla como convenga a las necesidades y la mentalidad del hombre. Por lo tanto, para las personas, Dios parece bien versado en psicología. Es como si Dios fuera un psicólogo, pero también como si Dios fuera un doctor de medicina interna, no es extraño que Él tenga tal entendimiento del hombre, que es “complejo”. Cuanto más las personas piensan esto, mayor es su sentimiento de la preciosidad de Dios y más sienten que Dios es profundo e insondable. Es como si entre el hombre y Dios hubiera un límite celestial que no se puede cruzar, pero también como si los dos se contemplaran desde cada orilla del Río Chu,[a] ninguno capaz de hacer nada más que observar al otro. Lo que quiere decir que las personas en la tierra sólo miran a Dios con sus ojos, nunca han tenido la oportunidad de estudiarlo de cerca y todo lo que tienen es un sentimiento de apego. En sus corazones, siempre tienen una sensación de que Dios es precioso, pero debido a que Dios es tan “despiadado e insensible”, nunca han tenido la oportunidad de hablar delante de Él de la angustia en sus corazones. Son como una esposa hermosa y joven ante su esposo quien, debido a la probidad de su esposo, nunca ha tenido la oportunidad de revelar sus verdaderos sentimientos. Las personas son unas miserables auto-despreciables y así, debido a su fragilidad, debido a su falta de respeto por sí mismas, Mi odio hacia el hombre aumenta un poco de manera inconsciente y la furia en Mi corazón estalla. En Mi mente, es como si hubiera sufrido un trauma. Hace tiempo que he perdido la esperanza en el hombre, pero porque “Una vez más, Mi día presiona a la raza humana, despertándola otra vez, dando a la humanidad un punto desde el cual tengan que tener un nuevo comienzo”, una vez más me armo de valor para conquistar a toda la humanidad, para capturar y derrotar al gran dragón rojo. La intención original de Dios fue como sigue: no hacer nada más que conquistar a la prole del gran dragón rojo en China; sólo esto se podría considerar la derrota del gran dragón rojo, la conquista del gran dragón rojo y sólo esto sería suficiente para probar que Dios reina como Rey en toda la tierra, probando el logro de la gran empresa de Dios y que Dios tiene un nuevo comienzo en la tierra y es glorificado en la tierra. Debido a la última escena hermosa, Dios no puede evitar expresar la pasión en Su corazón: “Mi corazón late y, siguiendo los ritmos de Mi latido, las montañas saltan de alegría, las aguas danzan gozosas, y las olas, marcando el tiempo, baten contra los arrecifes rocosos. Es difícil expresar lo que hay en Mi corazón”. De esto se puede ver que lo que fue planeado por Dios es lo que Dios ya ha logrado, que fue predeterminado por Dios y es precisamente lo que Dios hace que las personas experimenten y contemplen. La perspectiva del reino es hermosa, el Rey del reino es el vencedor, de la cabeza a los pies no hay rastro de carne y sangre, todo de Él es sagrado. Todo Su cuerpo brilla con gloria sagrada, no contaminado completamente por ideas humanas, todo Su cuerpo, de arriba abajo, rebosa de justicia y del aura del cielo y transpira una fragancia cautivante. Como el amado en “El cantar de los cantares”, Él es aún más hermoso que todos los santos, más elevado que los santos antiguos, Él es el ejemplo entre todas las personas e incomparable para el hombre; las personas no son aptas para mirarlo directamente. Nadie puede alcanzar el glorioso semblante de Dios, la apariencia de Dios o la imagen de Dios; nadie puede competir y nadie los puede fácilmente alabar con su boca.

Nota al pie:

a. En chino “Río Chu” es un término de un evento histórico que se usa para referirse a las fronteras de un país o a las líneas de batalla.

‘Capítulo 12’ de “Interpretaciones de los misterios de las palabras de Dios al universo entero”

(más…)

Los desastres son frecuentes. ¿Quieres saber cómo recibir al Señor antes de los grandes? Contáctanos ahora y exploremos juntos para encontrar el camino.
Contacta con nosotros por Whatsapp
Conéctate con nosotros en Messenger

Contenido relacionado

  • La Difusión del Evangelio del Reino de Dios Todopoderoso en China

    En 1995, la obra de dar testimonio del evangelio del reino de Dios Todopoderoso comenzó formalmente en China Continental. Por medio de nuestra gratitud a Dios y con un amor que era verdadero, dimos testimonio de la aparición y de la obra de Dios Todopoderoso a los hermanos y hermanas en varias denominaciones y sectas. Poco esperábamos tener que someternos a la resistencia extrema y a la calumnia de sus líderes. Sólo podíamos venir ante Dios Todopoderoso para orar fervientemente, suplicando a Dios que obrara en persona. A partir de 1997 vimos la obra del Espíritu Santo en gran escala. Hubo un rápido aumento en la cantidad de miembros de las iglesias en varios lugares. Al mismo tiempo, ocurrieron muchas señales y maravillas y muchas personas en varias denominaciones y sectas regresaron a Dios Todopoderoso como resultado de recibir las revelaciones de Dios o de ver estas señales y maravillas. Si el Espíritu Santo no hubiera obrado, ¿qué podría hacer la gente? Esto nos hizo darnos cuenta de que, aunque entendíamos algunas verdades, no podíamos dar testimonio de Dios Todopoderoso solamente a través de nuestra fuerza humana. Después de que estas personas de diversas denominaciones y sectas aceptaron a Dios Todopoderoso, poco a poco se sintieron seguras de Dios Todopoderoso en sus corazones por medio de comer, beber y disfrutar de la palabra de Dios Todopoderoso y, después de un período de tiempo, se produjo en ellas una fe y obediencia genuinas. De esta manera, personas de todas las denominaciones y sectas fueron levantadas ante el trono y ya no esperaban “encontrar al Señor en el cielo” como lo habían imaginado.

  • ‘Capítulo 35’ de “Declaraciones de Cristo en el principio”

    ¡Siete truenos salen del trono, hacen temblar el universo, vuelcan el cielo y la tierra y resuenan por los cielos! El sonido es tan penetrante que las…

  • Una Breve Introducción a los Antecedentes de la Aparición y Obra de Cristo de los Últimos Días en China

    China es la tierra donde reside el gran dragón rojo y es el lugar que se ha resistido y ha condenado a Dios más severamente a lo largo de la historia. China es como una fortaleza de demonios y una prisión impenetrable e impermeable controlada por el diablo. Además, el régimen del gran dragón rojo vigila todos los niveles y ha instalado defensas en cada casa. Como resultado, no hay lugar donde sea más difícil difundir el evangelio de Dios y llevar a cabo la obra de Dios. Cuando el Partido Comunista Chino llegó al poder en 1949, la creencia religiosa en China Continental fue totalmente suprimida y prohibida. Millones de cristianos sufrieron humillación pública, tortura y encarcelamiento. Todas las iglesias fueron completamente cerradas y vaciadas. Hasta las reuniones en las casas fueron prohibidas. Si sorprendían a alguien participando en una reunión, era encarcelado e incluso podía ser decapitado. En esos tiempos, las actividades religiosas desaparecieron casi sin dejar rastro. Solamente un pequeño número de cristianos continuó creyendo en Dios, pero sólo podían orar silenciosamente a Dios y cantarle himnos de alabanza en sus corazones, suplicando a Dios que reviviera la iglesia. Finalmente, en 1981, la iglesia fue verdaderamente revivida y el Espíritu Santo comenzó a obrar a gran escala en China. Las iglesias surgieron como brotes de bambú después de una lluvia de primavera y cada vez más personas comenzaron a creer en Dios. En 1983, cuando el renacimiento de la iglesia alcanzó su clímax, el Partido Comunista Chino comenzó una nueva ronda de cruel represión. Millones de personas fueron arrestadas, detenidas y educadas por medio del trabajo. El régimen del gran dragón rojo sólo permitía a los creyentes en Dios unirse a la iglesia del Movimiento Patriótico de Tres Autonomías creado y controlado por el gobierno. El gobierno del PCCh estableció el Movimiento Patriótico de Tres Autonomías en un intento por eliminar completamente la iglesia doméstica clandestina y tener a aquellos creyentes en el Señor bajo el firme control del gobierno. Creía que ésta era la única manera de lograr su objetivo de prohibir la fe y convertir a China en una tierra sin Dios. Pero el Espíritu Santo continuó realizando Su obra a gran escala en la iglesia doméstica y en aquellas personas que en verdad creían en Dios, lo cual el gobierno del PCCh no tenía manera de detener. En ese entonces, en la iglesia doméstica donde obraba el Espíritu Santo, Cristo de los últimos días aparecía en secreto para obrar; empezó a expresar la verdad y a realizar Su obra de juicio, comenzando con la casa de Dios.

  • ‘Capítulo 12’ de “Las palabras de Dios al universo entero”

    Cuando el relámpago surge desde el Este, que también es precisamente el momento en el que empiezo a hablar, en el momento en que aparece el relámpago,…